Muchas madres nunca habrán tenido que usar un sacaleches pero muchas otras se verán en la necesidad de extraerse la leche para poder dársela a su bebé, ya sea porque se reincorporan a la vida laboral después de la baja maternal, porque se tienen que ausentar durante un rato… Sea el motivo que sea, tenemos que procurar que la extracción no sea agresiva ni nos hagamos daño, y que la conservación de la leche materna sea la correcta.

Lo primero de todo es buscar un buen sacaleches, sobre todo si lo tenéis que usar a menudo. En mi caso con el pequeño no usé el sacaleches hasta poco antes de volver a trabajar, ya que lo necesité para empezar a hacer un poco de banco de leche para tener provisiones antes de volver al trabajo.

Quise hacer un banco de leche con antelación ya que no sabía si en el trabajo podría sacarme leche, ni si me podría sacar la suficiente. Por lo que era importante tener una base antes de todo.

Lo primero, escoger el sacaleches

Yo usé el Medela swing y me fue de maravilla. Siempre que alguien me pregunta por un sacaleches, le recomiendo esta marca, ya sea el mini-eléctric o el swing, por su comodidad, por la marca que es súper fiable, por qué lo encuentras en cualquier sitio tanto para comprar el aparato como los recambios, porque el embudo donde ponemos el pecho hay diferentes medidas, cosas que en otros no y es algo súper súper importante para que la extracción sea correcta.

En el tema de los embudos fijaros si usáis estos sacaleches porque hay talla S, M, L, XL, XXL va en función del diámetro de la parte más ancha del pezón, la que está tocando a la areola.

¿Eléctrico o manual?

Como habéis leído arriba yo compré el eléctrico, porque en mi primer hijo compre uno manual de otra marca y madre, eso de estar dándole continuamente a la manivela para extraer como que no es lo mío, como algo puntual vale, pero si la idea es usarlo ya que vas a estar fuera, o para extraerla en tu lugar de trabajo, comprar uno eléctrico, es más caro, pero ahorras en tiempo, en rato que pasas dándole al aparatito, y sacas más cantidad en menor tiempo, ya que la extracción con el eléctrico es más efectiva.

¿Cómo conservar la leche?

Yo he usado dos tipos, en recipientes o en bolsas de congelación.

Los recipientes, he usado los mismo que vienen de Medela que sería el típico de biberón, pero esos los usaba simplemente para casos puntuales, como me la saco y justo esa es para mañana en la guarde, o porque se me habían terminado las bolsas de congelación. No porque no me fueran bien ¡eh!, sino que para almacenar en el congelador, me dejaría medio sueldo en comprar tantos tarros, y por espacio.

Bolsas de congelación, si estás pensando en hacer un banco de leche esta es tu mejor opción, he usado muchísimas, de diferentes marcas, y sin duda las que mejor me han ido las de Dr.Brown’s y Tigex, pero esto va a gustos del consumidor, en lo que me fijaba yo, era:

1. Que se cierre con cierre hermético, como las bolsas de congelar comida vaya.

2. Que haya un espacio para poner el nombre, fecha y en mi caso la cantidad, ya sé que lo marca en la bolsa pero yo las congelaba en plano para que ocupara lo menos posible y claro luego de eso no te puedes fiar, por lo que para mí que marque los ml me era indiferente

3. Que en el paquete vinieran las máximas posibles

Los tiempos de conservación

Los tiempos de conservación, no se tienen que tomar a la ligera, ante cualquier duda del tiempo que ha pasado fuera de la nevera, o dentro, lo mejor es tirarla.

Como orientarnos:

Cómo descongelar la leche materna

-dejarla en la nevera hasta que descongele completamente

-calentar agua en un cazo, y este ya fuera del fuego colocar la bolsa o recipiente en su interior hasta que se descongele o caliente. Después remover la bolsita o recipiente para que se mezcle la leche e iguale la temperatura.

– No descongelaremos la leche en el microondas, ni directamente en un cazo, ni al fuego.

Como la podemos calentar:

-En el microondas
-En un cazo con agua caliente fuera del fuego

Cantidades para congelar

Yo os aconsejo que no congeles lo que vendría siendo un biberón entero, ya que el bebé irá subiendo las tomas, incluso si un día se queda con hambre no descongelaremos uno de 150ml ya que la otra casi que la perderéis, así que mi consejo es ir congelando de todo un poco. De 30, 50, 100 una vez empecéis a usarlas iréis viendo que es lo que os va mejor.
Espero que os sirva de ayuda mamis ¿Y tú tienes pensado congelar leche materna?