El arroz de colores nos da la opción de hacer juegos diferentes y a la vez muy educativos. Podemos trabajar con nuestros niños tanto la parte psicomotriz, a diferenciar colores, a contar… Es una herramienta de trabajo que nos da la opción de inventar muchos juegos divertidos.

Hoy os enseñaré a hacer vuestros propios vasos arcoíris, nosotros hemos usado vasos de plástico transparentes y vasos de yogur de cristal, pero aquí usar lo que más os apetezca, desde botellas de plástico, a tarritos de cristal eso si que sean transparentes.

¿CÓMO HACER EL ARROZ DE COLORES?

-Arroz

-Colorante alimentario (Diferentes colores)

-Bolsas con auto cierre

-Alcohol

El colorante alimentario lo podéis encontrar en la mayoría de supermercados, yo uso los de repostería de la marca Dr. Oetker  que vienen 4 colores ( rojo, amarillo, azul y verde) si queréis más tonos ir mezclando diferentes colores.

PASO A PASO

1- Repartir el arroz en las bolsas de plástico, tanto arroz como queráis, Nosotros hicimos cuatro colores por lo que repartimos el arroz en 4 bolsas diferentes.

2-Pondremos un chorrito de alcohol dentro de cada bolsa con arroz, la cerraremos y lo mezclaremos bien, esto lo hacemos para quitar la parte de almidón del arroz y que luego el colorante se quede bien impregnado en el arroz.

3- Echamos en cada bolsa un color de colorante distinto, lo cerramos y mezclamos, masajeando bien el arroz para que se reparta bien. Todos estos pasos pueden ir haciéndolo los niños se divertirán muchísimo masajeando el arroz y viendo cómo va cambiando.

4- Una vez tenemos el colorante y el arroz mezclado, tendremos que dejar que seque por completo para poder usarlo. Si no habéis usado mucho arroz con dejar la bolsa abierta de un día para otro será suficiente, si creéis que habéis usado mucho repartir encima de papel de hornear los diferentes colores y así se os secará más rápido.

Nosotros normalmente lo dejamos durante la noche y al día siguiente ya podemos usarlo.

OJO al repartir el arroz encima del papel de hornear, intentar usar un papel por color para que no se os mezclen ni os sea difícil luego separar en cuencos.

5- Repartir el arroz en cuencos, un color por recipiente

6- Ya podemos empezar nuestra actividad, en este caso hicimos vasos de colores, por lo que necesitamos una cuchara y recipientes transparentes (Vaso de plástico son más grandes de lo normal, y tarritos de cristal de yogurt)

Como os decía nosotros hicimos está actividad con los vasos, pero se pueden hacer infinidad de juegos, la imaginación es poder. En breve os iré añadiendo en este post los diferentes juegos que podéis hacer con el arroz de colores.

Si queréis saber cuándo los publico, suscribiros al blog en la cajita del final de este artículo y os llegará al mail la notificación para poder verlo.

¿Os gustan los juegos caseros para hacer con los peques? ¿Os gustaría que fuera publicando más juegos en el blog de este tipo?