Si buscas  manualidades para niños divertida, está actividad seguro que les va a encantar y  los entretendrá un buen rato.

Se trata de crear bolsas sensoriales, donde el material que usaremos se introducirá todo dentro de unas bolsas de plástico y estas irán selladas, por lo que resulta un material seguro incluso para los más pequeños, donde sus manitas es fácil que vayan a sus bocas.

QUÉ NECESITAREMOS

-Bolsa de plástico con auto-cierre (si no tenemos, cualquier bolsa de plástico servirá, o algún sobre portafolio de los que van en un archivador).

-Pintura de dedos,  es la más segura para los peques (por si se escapa) si no cualquier pintura acrílica.

– Podemos usar otros materiales, espuma de afeitar, purpurina, bolitas…

-Precinto o cinta americana

-Colorante alimentario (los colores que queramos)

OPCIÓN 1 (CON PINTURA DE DEDOS)

Abrimos la  bolsa colocamos diferentes chorretones de puntura en su interior, cerramos la bolsa con el auto-cierre, si no tenemos lo cerramos con cinta américa.

Lo colocamos en una superficie, ya sea el suelo, mesa o como nuestro caso en el cristal de la puerta del balcón. Lo fijaremos con precinto o cinta americana por los 4 lados y listo, a dibujar sea dicho.

OPCIÓN 2 (CON ESPUMA DE AFEITAR)

El procedimiento será el mismo que el anterior, pero en vez de pintura, pondremos espuma de afeitar  en el interior de la bolsa y diferentes chorros de colores de colorante alimentario  los ponemos aleatoriamente. Cerramos y fijamos en una superficie.

¿Os animáis a probarlo? ya me contareis que tal espero que les guste a vuestros peque y si queréis compartirlo conmigo Instagram mi nombre es @mamayotrascosasoficial así podré verlo.

fuentes-para-firmas