Hace un mes nos fuimos de escapada familiar a la montaña,  buscábamos  un lugar donde  pudiéramos  ir a la nieve y jugar con los trineos hacer muñecos de nieve y divertirnos en familia, y lo encontramos. Encontramos el maravilloso  hotel Cerdanya EcoResort  y las maravillosas pistas de Masella  que están allí al  ladito .

¿Que  buscábamos  en un inicio?

La idea principal era ir a pasar un día en la nieve, por lo que no tenía que estar muy alejado de donde vivimos nosotros, Barcelona. Que hubiera  explanada  para poderse tirar con trineo los niños, que hubiera zona de bar o restaurante, para poder comer luego allí. Nosotros hemos esquiado desde hace muchos años por lo que conocemos varías pistas de esquí y estas fueron las que nos parecieron mejor.

Una vez decidido el sitio, nuestras cabezas pensantes decidieron ampliar algún día esta escapada para poder disfrutar un poco más la escapada. Por lo que nos tocó buscar donde alojarnos.

Yo soy de buscar y rebuscar, mirar mil ofertas, buscaba algo en concreto, un lugar cerca de las pistas de  esquí, que hubiera la opción de apartamentos para poder cocinar allí, así podíamos organizarnos a nuestros horarios, y si era posible, que hubiera algún entretenimiento para los niños. He de decir, que aquí  maridín  tenía otro requisito, que hubiera nieve, esto ya sabemos que va en función de la  época  del año, y obviamente de la situación así que era un poco al azar.

Y encontramos el hotel  Cerdanya  EcoResort, mi hermano y su familia me  habían  hablado de él porque habían ido el año pasado, y cuando entre en su web, vi que era eso lo que estaba buscando.

 

¿Qué nos gustó de la Masella?

Hay explanadas grandes para estar con los niños sin ser invadidos por los esquiadores, pero si subes hasta arriba del parquing, accedes  como directamente en medio de las pistas habiendo una parte accesible sin esquiadores ideal para hacer muñecos de nieve, tirarse con el trineo.

Tiene restaurante, bar, puesto de hot dogs, hamburguesas y demás con su terraza exterior, a nosotros nos hizo solazo y comimos en la terraza.

Nosotros esta vez no esquiamos pero si fuera el caso que queréis esquiar, también alquilan material de esquí, tanto para niños como adultos. Y también hay clases particulares.

¿Qué nos gustó del hotel  Cerdanya  EcoResort?

Primero nos gustó las diferentes opciones de alojamiento que tienen: hotel, apartamentos y bungalows. Dentro de cada uno de ellos hay diferentes categorías, según las dimensiones y número de ocupantes.

Otro punto,  está  enfocado a las familias, es un tema que cuidan  muchísimo  y lo puedes ver en cada una de las actividades que organizan. Hay algunas de pago y otras incluidas, como el  miniclub, que según el día de la semana, hay un monitor que los vigila, pero si justo cuando vas no hay pueden estar igual siempre que un adulto esté al cargo.

Tengo que decir que nos encantó el  miniclub, bueno más bien a mis hijos  jajaja.

Luego la granja de animales y la zona de equilibrios, estaban fascinados viendo las cabras, los caballos, no es algo que estén acostumbrados a ver en la ciudad y para ellos es todo un mundo.

La piscina climatizada, en verano está descubierta pero en invierno está tapada con una cristalera inmensa con unas vistas que quitan el hipo, hay dos piscinas una grande y una infantil, donde no les cubre el agua y es ideal para los más  pequeños . Hay material para el agua, desde churros a manguitos, flotadores de goma espuma…  Un  acierto si no vas preparado.

Tiene un spa  del que me han recomendado, al que al final por falta de tiempo no pudimos ir, pero que pinta muy bien, tendremos que volver para probarlo  jajaja
En la parte exterior también tiene un parque infantil para poder divertirse.

Nosotros nos alojamos en un apartamento y no le faltaba detalle, ventanas por todas partes con unas vistas que ya me gustaría tenerlas en casa, el salón amplio, cocina totalmente equipada, y el baño con bañera perfecto para cuatro.

La verdad es que  fue  un fin de semana espectacular, se nos hizo corto, por lo que estoy  segurísima que  volveremos  a ir, está vez con más  calorcito  para disfrutar las instalaciones de fuera también.

Así que si  buscáis   algún  destino para terminar de disfrutar la temporada de invierno, este es vuestro sitio, pero si  buscáis  un lugar para ir en primavera verano  estoy segura de que  os encantara también ya que tiene un entorno precioso.