La mastitis en la lactancia suele ser una de las afecciones más consultadas en urgencias las primeras semanas de lactancia, pero no es en el único momento que se puede dar, ya que puede aparecer durante todo el periodo de lactancia.

Muchas veces por la falta de conocimiento de la existencia de la mastitis al ser mamá primerizas, esta puede llegar a agravarse y traer complicaciones.

 

En mis dos lactancias he tenido mastitis, la primera no sabía lo que era y tardé más en ponerle remedio, por lo que fue una mastitis más aguda. La segunda al conocer los síntomas, le pude poner remedio mucho más rápido y solamente la vi de pasada. Por lo que es bueno tener conocimiento de ella incluso antes de tener al bebé para poder tratarla a tiempo.

 

¿Qué es la mastitis?

 

La mastitis es una inflamación de la mama, causada normalmente por una infección bacteriana. Muchas veces esa infección es causada por un absceso de leche en la mama, por no haber vaciado el pecho del todo y producir de esta forma una obstrucción en el pezón. Esa obstrucción normalmente, es en uno de los conductos del pezón por donde sale la leche y queda taponado, por lo que cuando el bebé come sale menos cantidad de leche, y esa leche queda estancada en el seno, como no se vacía del todo, se va acumulando causando una infección.

 

Otras veces es a causa de heridas en el pezón, como las grietas, o cuando les empiezan a aparecer los dientes, por un mordisco.

Lo que hacen las grietas, es que al tener una herida en el pezón esta es una entrada directa de bacterias, y muchas veces causan la famosa mastitis.

 

¿Síntomas para identificar las mastitis?

 

Principio de estado gripal, empiezas a sentirte como cuando vas a coger una gripe, dolor muscular, cansancio…

Inflamación del seno, pueden llegar a ser los dos, pero si sólo  es uno notarás como uno está más grande que el otro

– El pecho duro, incluso puedes notar como bultos, muchas veces son visibles incluso sin la necesidad de palparlos, y al tacto son muy dolorosos.

– El pecho caliente.

Zonas rojas en el seno, normalmente donde aparecen los bultos suelen estar las zonas rojas.

– Cuando empieza a agravarse puede ser que te cueste levantar el brazo del dolor

-Fiebre

 

¿Cómo tratar la mastitis?

 

Lo primordial es intentar tener una correcta posición del bebé al lactar, ya que si eso está bien las grietas no aparecerán.

Si las grietas ya han aparecido, lo primero que tenemos que hacer es tratarlas para que se curen, una buen remedio que a mí me funcionó es que les apliques suero fisiológico cuando termines de darle el pecho, si te cambias los discos de lactancia, que los vayas limpiando continuamente, simplemente aplicarlo por encima y ya, las mono-dosis van fenomenal. Otra forma de curarlas, es aplicando la misma leche de la madre.

 

Cosas que no debes hacer, es aplicar alcohol ni productos químicos, más que nada porque luego están en contacto con la boca del bebé.

 

Sí empezáis a encontraros mal o intuís alguno de los síntomas mencionados antes, lo mejor y lo primero que tenéis que hacer es acudir a urgencias. Muchas veces sucede que te dan un antibiótico para tratar la infección pero este no mejora, esto es debido a que no siempre los virus que atacan y producen una mastitis son los mismos, por lo que hay antibióticos que no harán nada, y lo único que causarán es que la mastitis evolucione y la empeore.

Lo recomendable es que te pidan una muestra de leche, la analicen, y vean que bacteria ataca, y una vez allí dar el antibiótico correcto. Sino será el pez que se muerde la cola y no se termina nunca.

 

Los probióticos, son un poco caros, pero muchas veces son la solución, un probiótico que va muy bien es  Lactanza, yo a la que veo que está apareciendo es lo que me tomo si no puedo acudir a urgencias en ese instante.

 

Si ya os estáis tratando pero queréis disminuir los síntomas, dos cosas que van muy bien son las hojas de col, si si tal cual, cogéis una hoja de col y la ponéis sobre el pecho, esta absorberá la calentura del pecho y os calmará y la otra son placas de gel de hielo, de estas como cuando te das un golpe, yo tengo unas que ya tienen la forma redonda del pecho y tienen el hueco del pezón, viene con una funda de tela, para que el hielo no esté en contacto directo, y me lo ponía dentro del sujetador. Ayudará a bajar la inflamación y mejorará los síntomas.

El mejor momento para ponerlo es antes de darle el pecho de esta manera disminuirás la presión del pecho y no dolerá tanto al principio.

 

Masajear los bultos cuando estas en la ducha o incluso cuando estás dando el pecho, sé que son muy dolorosos, pero esos bultos son leche estancada en los conductos y lo que hay que hacer es drenarlos, la mejor manera es masajearlos en forma circular.

Facilita la tarea si se pone hielo primero ya que no estará tan inflamado, si estas en la ducha, dejáis caer el chorro de agua y vas masajeándolo, y luego, la mejor manera para eliminar esa obstrucción es el bebé, cuando el bebé esté mamando ir masajeando la zona, al principio dolerá mucho , pero ya veréis como irá disminuyendo.

 

Si veis que al inicio de darle el pecho tenéis el pecho tan prieto que no deja que el bebé se enganche bien y pueda mamar, una buena opción es usar el sacaleches y sacar la primera leche para que el pecho no esté tan lleno y ya ponéis al bebé le ayudará a tomar bien la toma.

OJO no tiréis esa leche, esa leche es igual de buena para el bebé, que tu tengas esa infección no le pasa nada a la leche, ni le trasmitirás nada al bebé, la infección lo que causa es inflamación en los conductos, no en la leche, así que no es necesario abandonar la lactancia, lo que si la puede dificultar por el dolor que causa.

 

¿Has padecido alguna mastitis en el embarazo? ¿Cómo la trataste?