Buscar un embarazo es una experiencia muy bonita, pero muchas veces olvidamos esa parte bonita, de misterio e incógnita que es este proceso y nos obsesionamos.

Las ganas nos puede, estamos acostumbrados a que cuando queremos o tomamos una decisión, tiene que ser ¡YA!

¿Y si ese ya se convierte en 6 meses, 1 año o más? ¿Nos obsesionamos?

En mi caso, ilusa de mí siempre tenía una idea preconcebida, basada en lo que veía en las películas, anuncios, en la gente de nuestro alrededor, para ellos siempre o casi siempre ha sido coser y cantar o eso han querido aparentar.

Nos pusimos manos a la obra y…pecas de ir con todas las ganas del mundo y deseando que se acerque la no llegada de la regla, pero…ese día llega, pero llega con la regla de la mano y encima con días de adelanto. Pero es el primer mes todavía estas cuerda y piensas “no pasa nada es el primer intento, el próximo será el nuestro”… y pasan los meses repitiéndose esa situación mes tras mes…

Y empiezas a darte cuenta que analizas día tras día lo que tu cuerpo siente, si estas ovulando, si tienes una molestia diferente, uiii me duelen un poco los pechos, será que… Todo es un ¿será que…? Y empiezas a ver esa palabra que no quieres oír, me estoy obsesionando. Pero aunque eres consciente  de que sí, piensas que no, que son las ganas y sigues recabando información de libros, de artículos de internet, lees mil maneras de ayudar a tu cuerpo.

¿Quién no se ha puesto con las piernas hacia arriba después de tener relaciones?

Ahora cuando lo pienso me río, pero en ese momento con las piernas en alto me sentía la más ridícula del mundo, pero oye si eso favorece pues venga piernas arriba!!!

Luego venían los días previos a la no llegada y sacabas tu arsenal de one step comprados por internet y mirabas medio bizca y como si de un inspector se tratase, con lupa en mano incluida si veías una raya. Debajo de una bombilla, de lado, de perfil, de todas las formas habidas y por haber.

Pero llega un día que asumes que te estás obsesionando, que eso no es sano, que tiene que ser un momento bonito y para disfrutarlo. Y  tú no lo estás haciendo.

En mi caso llego ese día y cambié el chip, no hay una varita mágica que le des y uno cambie, sino que llega un momento de aceptación y dejar que fluyan las cosas.

Yo decidí que quería pasar las navidades disfrutando de la familia y lo demás ya se vería. Retomé la lectura, fuimos a cenar, al cine… Lo típico de una pareja.

Un 4 de Enero después de varios síntomas raros decidí hacerme un test de los baratos de one step (os he de confesar que lo hice porqué pensé que sería un magnifico regalo de reyes, jajajajaja no tengo remedio lo sé) Y…. mierda había una raya, era una raya!! De la emoción se me cayó y todo al suelo. Estaba feliz nerviosa, asustada… pero ahí estaba mi pequeña lentejita.

 

¿Cómo vivisteis vuestra búsqueda? ¿Os obsesionasteis? ¿Hicisteis algo para evitar obsesionaros?