Con la llegada del verano, las horas más largas, ratos largos en el parque, la playa, piscina… no tenemos que pasar por alto el cómo proteger a los niños y bebés del sol. Pero esta exposición ha de ser controlada, por ello desde que son bebés tenemos que preocuparnos  especialmente de los efectos nocivos del sol en su piel, pues los bebés y niños son los más sensibles a estos daños,  para minimizar los riesgos de cáncer de piel en un futuro.

 

Medidas de protección a tener en cuenta:

1-Utilizar protector solar para protegerlos de la radiación ultravioleta  UVB y UVA con protección mínima de +50. Y si es sin filtros químicos mejor. Y ponerla 30 min antes de exponerlos al sol e ir renovándose. (El viernes estará publicado el post de los mejores protectores solares sin filtros químicos para niños y adultos)

2- Evitar las horas de sol más fuertes de 12h a 16h

3- Buscar la sombra o proporcionar sobre todo si vamos con bebés.

4- Cuando son muy bebés la mejor opción es evitar el sol en las horas fuertes, su piel es demasiado sensible. Y las horas donde el sol es más tolerable protegerles.

Cuando ya no son tan bebés  o son bebés y acudís a la playa es bueno crear un ambiente de sombra. Nosotros usábamos este de Vertbaudet. (Luego os explico más)

5- Cubrirles la cabeza con una gorra, hidratarles bien. Otra buena opción es usar bañadores cubiertos que van con camiseta para cubrir las zonas más sensibles. Estos de Decathlon están muy bien.

 

Ojo con los iglús para crear sombra para los bebés y niños:

Buscar un refugio para poder poner a vuestro bebé y protegerlos del sol y de la arena mientras hace una siestecita, es una buena opción pero ojo, todo no vale y menos para un bebé. Hoy en día se ven muchos en la playa la mayoría de Decathlon u otras marcas, pero eso simplemente es un horno donde concentra unas temperaturas en su interior nada recomendadas, y para un bebé menos.

Si buscáis  uno mirar que esté ventilado, y no una mini ventana, nosotros compramos uno de Vertbaudet, este tenía ventilación en la parte inferior de los laterales y una ventana detrás, por lo que corría el aire por su interior y el bebé si estaba dormido no se asaba.

 

¿Qué  medidas de protección usáis? ¿Os aplicáis a vosotros los adultos los mismos cuidados que con los niños?