Cuando somos padres, se es las 24h del día, y porque no tenemos más horas al día sino, también las usaríamos hasta el último segundo. Vivimos el día a día haciendo mil cosas.

Llevar los niños al colegio, cuidarlos y estar por ellos en casa, trabajar, bañarlos, cenas y comidas, jugar con ellos, lavadoras, un sinfín de cosas, donde la lista se podría hacer eterna.

Pero después de esta lista interminable ¿Nos dedicamos un tiempo para nosotros? ¿Dedicamos un tiempo personal, al día o a la semana? ¿No es necesario?

 

Muchas familias, incluyo la mía, los padres se compaginan las labores del hogar y el cuidado de los hijos, pero por desgracia, o bien porque la madre/padre trabaja menos horas para poder estar al cuidado de los niños, o porque no trabaja para poder estar al cuidado de ellos, acaba recayendo más labores y cuidado de los hijos en uno de los dos progenitores.

Y si no se tiene un ratito personal para poder desconectar y recargar pilas, al final toda esa sobrecarga, termina haciendo mella en uno mismo o incluso en la pareja.

 

Así que hagámonos una pregunta ¿cuantas horas de esas 24 son sólo para nosotras? Sí es cierto es que cada día es imposible dedicarme un rato para mí… reformulo la pregunta ¿Cuántas horas de las 168 que tiene una semana dedicas para ti?

Y no vale el rato que estás trabajando, ni el rato de la ducha, que sí que se agradece poderse duchar sin ningún monito mirando o tirándote juguetes en la bañera. Una ducha es algo vital en la vida diaria, de higiene personal.

Que decís,  que a parte de una ducha os dediqueis un ratito a llenaros la bañera, un poquito de música o simplemente un ratito relajada dentro del agua, vale eso si es un rato de disfrute personal.

Cuando hablo de tiempo personal, me refiero a ese ratito y  de tiempo de calidad para uno mismo, no para otro. Cada uno sabe lo que le hace desconectar y relajarse.

En mi caso es algo que me he propuesto hacerlo cada semana, pero como algo incluido en las rutinas. Bañar a los niños es necesario para tener una buena higiene y que estén bien guapetones. Pués que mamá y papá hagan algo para ellos es necesario para la harmonía familiar y personal.

Haceros una lista con todas aquellas cosas que os gustarían hacer dentro de algo razonable eh! Y que no hacéis por la excusa de… ui! Es que me faltan horas en el día (esta es  mi excusa de siempre)

Parece que tengamos que sentirnos mal, por necesitar desconectar, pero en absoluto tenemos que sentirnos así. Ser padres es duro, cansado y muchas veces estresante. Que es lo mejor que me ha pasado en la vida, pues sí un SÍ rotundo, pero no deja de ser agotador.

Así que es necesario permitirnos ese parón, para cargar pilas, y retomar nuestras tareas y rutinas con más energía. Sino el cansancio, el estrés, el agotamiento…harán que una pequeña tontería nos parezca un mundo y así hasta que un día explotas. Y ese punto tenemos que evitarlo.

¿Disfrutáis alguna hora a la semana de ese rato personal? ¿Qué hacéis en ese tiempo? ¿Es necesario?