Cuantas veces al ir en transporte público habéis pensado ¿Cuándo esté embarazada, yo estaré en los asientos preferentes? Pero a la hora de la verdad ¿Ha sido así?

Yo algunas veces me quedo atónita del pasotismo, la mala educación y la poca empatía de las personas. Sobre todo en los autobuses, donde la gente se transforma para ser el primero en entrar y el primero en sentarse.

 

Pero qué pasa cuando tú con el tripón estás sentada en el autobús y te dicen que te levantes. Te viene una buena mujer, bueno dejémoslo en una mujer y te dice que esos asientos están reservados para la gente mayor…porque sí, siempre es la gente de la tercera edad, que si es cierto tienen todo el derecho del mundo a estar sentados allí, pero ¿y tú?

Y terminan pasando dos cosas:

  1. Te levantas por vergüenza porque todo el autobús te está mirando.
  2. O contestas y haces caso omiso a sus palabras.

 

A mí con 40 semanas, cuarenta eh! En la que la barriga no pasa desapercibida, una señora mayor, me dijo que me levantara, que yo era joven por muy embarazada que estuviera.

Mi cara de asombro era indescriptible. Por suerte no tuve que abrir la boca ya que hubo gente del autobús que le dijeron cuatro cosas. Y encima el autobús iba medio vacío.

Y mi reflexión es, ¿qué derecho tienes  tú para obligar a nadie a levantarse, ya sea una embarazada, una persona con muletas o incluso una persona con un bebe en brazos aunque sea más joven que tú?

¿Que el daño que una persona embarazada se caiga es menor o menos importante que otra? Sinceramente creo que no, si en el bus fuera el caso que no hubiera sitio, creo que el autobús no irá lleno de embarazadas, ni gente discapacitada..

 

Así que para las embarazadas o futuras embarazadas, tenéis el mismo derecho que cualquier otra persona. Mantener el trasero en la silla sin sentiros mal, si te caes al suelo no caes tú al suelo, caes tú y tú futuro bebé.

¿Os ha pasado alguna vez? ¿Cómo habéis reaccionado? Compartir en comentarios vuestras experiencias.